Patio de las Comarcas

El llamado Patio de las Comarcas es una estancia reservada fundamentalmente para acoger al público que asiste a los debates parlamentarios y, en determinadas ocasiones, para el desarrollo de actos protocolarios. Está separada del Hemiciclo por finas columnas.

La originalidad de esta estancia radica en las dobles columnas de mármol de orden dórico que la flanquean, y en las pinturas del techo, realizadas por Rafael Braquehais. Los frescos representan a personajes y episodios de la historia de la Región de trascendencia universal. Durante varios años estuvieron inacabados, hasta que el arquitecto y pintor cartagenero las rehizo y terminó en septiembre de 1.997.

Antes de entrar al Patio de las Comarcas nos encontramos con un vestíbulo, decorado con un mural y diversas pinturas de Ramón Alonso Luzzy. El mural, una alegoría a las artes escénicas, formaba parte del edificio original de la Casa de Cultura. Los cuadros pertenecen a distintas épocas del pintor, destacando entre ellos, las alegorías a la libertad y a la Región de Murcia, que presidían el primer salón de Plenos de la Asamblea Regional, habilitado de forma provisional en la Casa de la Cultura hasta la consecución del Hemiciclo definitivo.

Patio de las Comarcas Patio de las Comarcas Patio de las Comarcas Patio de las Comarcas